Posiblemente la última entrevista a Hilario Camacho

A finales de julio del año pasado, Luis se puso en contacto con nosotros para decirnos que tenía un estupendo documento que quería compartir. Nos ha proporcionado la que es probablemente una de las últimas entrevistas realizadas por Hilario Camacho, cantautor y padrino de este ciclo, y si no la última, sí posiblemente la más extensa.

Hemos esperado hasta hoy para ponérosla coincidiendo con el ya inminente inicio de una nueva edición, la VII.

La entrevista se realizó el 15 de noviembre de 2005, para el programa “El Albéitar” de la Universidad de León, previa a su actuación en la cafetería 3 del campus, a las 20:15h. igualmente una de las últimas actuaciones de Hilario antes de su desaparición.

Queremos dar las gracias desde aquí a Luis Fernando González por encontrarnos y hacernos este regalo que esperemos os guste tanto como a nosotros.

Parte 1

Parte 2

Las siguientes imágenes fueron tomadas en la actuación de esa noche. En ellas podemos ver a Hilario acompañado por Antonio Amores a las guitarras. Os pedimos disculpas por la calidad, pero se dice por ahí que cuando no hay otra imagen con más calidad, la que existe es la mejor. Gracias de nuevo, Luis.

Hilario Camacho y Antonio Amores

Hilario Camacho y Antonio Amores

Anuncios

Cristina Narea en “Canciones al filo”

Hace tiempo de la actuación de Cristina Narea en Valdemorillo, pero no por ello se pierde el recuerdo de una velada serena, sentida y relajada, con gran afluencia de público.

De Cristina sabemos mucho y muchos, como corista de Aute, Sabina, Revólver, Miguel Ríos y un largo plantel de grandes artistas, e igualmente sabemos de su participación en proyectos con diversas ONG y otros movimientos en apoyo a los más desfavorecidos. Pero volviendo al tema musical, tiene fuerza, personalidad y arte, por sí misma, como para defender el concierto del día 7 de marzo y diez mil más.

No es que tenga tablas, Cristina es “las tablas”. Sabe mirar, conoce su espacio, dirige su voz (personal y de tesitura tirando a grave), comunica. Nada fácil, pero ella así lo hace.

Vino acompañada por Antonio Restucci quien, aunque gran guitarrista, no considero que aportara en exceso al espectáculo, debido al dominio y la solidez de Cristina. Generosa, invitó a cantar al cantautor de la Sierra, Chema Lara, y a un ya gran amigo suyo después de algunas colaboraciones: Andrés Sudón.

Cristina Narea en Valdemorillo

Interpretó canciones principalmente de su álbum “Al otro lado” (2004) como “Nadie nos vió”, “Cerca de ti”, “Ni tu ni yo”, “Mensajes en las botas”, con una entretenida presentación sobre una historia de amor en la que su pareja le dejaba notas en las botas y dejó de hacerlo 😦 , y algunas del nuevo disco que prepara con grandes como José Antonio Romero, Fernando Illán, Paco Bastante, etc.

Las canciones de Cristina nos transportan a un universo entre el folk, el rock más tranquilo y la canción de autor americana, pero todo cantado en castellano con letras poéticas de historias musicadas. Puras canciones en concepto global y bipolar ¿predomina más la buena música o la buena letra?. No sabría responder. “Agua que viene y se va, agua que viene y se va”, nos animó a todos a cantar, estribillo y leitmotiv de la canción “Agua” que dará título a este nuevo cedé tan esperado por todos.

Cristina Narea en Valdemorillo

Un gran cierre del ciclo 2009 de “Canciones al filo”, todo un éxito para nosotros. Esperamos que igualmente lo haya sido para todos vosotros y sigáis acudiendo, cada vez en mayor número como lo venís haciendo, en la próxima edición de 2010, ya la VII, que ahora mismo comenzamos a preparar.

Os mandamos un gran abrazo y un sentido agradecimiento a todos los municipios colaboradores, artistas, amigos y público.

Riki López en “Canciones al filo”

Sí, lo reconozco ¡me lo he pasado pipa y lo recomiendo! Y eso es lo único que me ha pedido Riki a cambio de su actuación: que lo recomiende a los amigos y a los enemigos, pero que lo recomiende, porque al fin y al cabo él no vive de una actuación… sino de muchas. Aunque él dice no actuar: es sincero.

Riki López en Colmenarejo

No hay nada mejor que una dosis de Rikismo para acabar la noche de sábado como si de tu primera nochevieja se tratase: borracho, descamisaó y sin chaqueta (versión masculina), con el rimel corrido, los zapatos en la mano y la chaqueta del de antes (versión femenina); y ambos, masculino y femenino, pensando que es lo mejor que les ha pasado en la vida. Pues así es. Ver a Riki López es lo mejor que me ha pasado en la vida, aunque yo, mañana, resacosa y con el rimel corrido, piense distinto. Lo que tengo claro es que si no puedes tener un Riki en tu vida, sí puedes llevarte su disco “Buenrollitina” a casa, con DVD y todo, “fijaté”, eso si te dejan. Porque lo que es a mí… no me dejaron ni uno y ahora ando metida en su web: www.rikilopez.com, a ver si lo compro.

Me resulta curioso que este cantahumor participe en “Canciones al Filo”, quizás porque casi siempre le encasillan como cómico, sin embargo para él es algo natural de lo que se siente orgulloso pues como se reivindica es como cantautor y ¿qué hacen los cantautores?, pues eso: reivindicar. Y para demostrarlo, en su concierto hace canciones de amor, sentado, baladas desesperadas, habla de mantis atea, se venga de las ex con una canción por derecho, pero sobre todo por dinero, sin olvidarnos de lo más arraigado y contundente para definirse “cantautor clásico”: escribir temas protesta y, en su caso, contra la emancipación y la globalización. Porque no hay nada mejor que comer el menú del Bar Rambo, frente a los burrikin o los maradonas, o vivir con tus padres hasta los 40. Y ahora que está de moda, poner a La Cibeles a estudiar el código de la circulación para recuperar los puntos del carné.

Riki López en Colmenarejo

No me gustaría despedirme sin presumir de que fui yo quien presentó a Riki López a la selección española de baloncesto y gracias a una de sus canciones ganaron el mundial de Japón. ¿Su fórmula secreta? “el busto es mío”, aunque todo el mundo la llame ahora la de “las tetas”, que es lo más fácil, ya lo dice el refrán.

Aterrizo en casa pensando si lo que he visto es un concierto o una sesión del Club de la Comedia. La verdad es que me da igual, digamos lo que dice el protagonista de la noche que él es un cantautor cómico y así es como se desarrolla su espectáculo, entre la palabra hablada y la canción, sin orden, pero con concierto.

Fdo: Beatriz Pérez Otín

Entrevista a Rúa, Gonzalo Montero y Carlos de Abuín

Para esta VI edición del ciclo se nos ocurrió realizar una serie de entrevistas previas a cada actuación. Intentaremos grabar una a cada artista participante. Se mantendrán tres preguntas comunes que se harán a a todos y quizá pueda surgir alguna más. Esas tres preguntas son:

1.- ¿Qué te parece participar en “Canciones al filo”?
2.- ¿Cómo ves el panorama de cantautores actualmente?
3.- ¿Cómo te definirías musicalmente?

Esta primera entrevista fue realizada el 4 de enero, previa a la actuación del 17 de enero de 2009, a las 19:30h. en la Casa de Cultura de Collado Villalba. Ese día actuarán Francisco Espinosa (ausente/presente), Rúa (Tito y Leticia), Gonzalo Montero y Carlos de Abuín. Disculpadnos por el sonido, intentaremos mejorarlo en entrevistas posteriores.

 
Canciones al filo 2009 / 17 de enero

La recaudación del concierto se destinará a la ONG Infancia Solidaria.

Rafa Ferrà en Canciones al filo

“Que no nos visite el olvido”, como dice una canción de Rafa Ferrà, y no olvidemos un concierto emocional y cercano como el que el mallorquín ofreció este sábado en el teatro de la Casa de Cultura de Becerril de la Sierra.
Y es que Ferrà tiene el talento y la magia de sólo unos privilegiados, que consiguen llenar, con pocos elementos, un escenario vacío, y convertirlo en una atmósfera coral por la que pasa el músico Chema Lara, la cantante Esther González, con su potente y vibrante voz, y del que no desaparece su inseparable percusionista y amigo, Miquel Ferrer.
Rafa cierra el ciclo con su segundo disco, “Madrid Formentera”, y no pierde la oportunidad de recordarnos temas de su primer trabajo, y hacer una versión muy personal – con guitarra, cajón y voz – de un clásico del pop: “Lucha de gigantes” del maestro Antonio Vega, que Ferrà interpreta con valentía.
El directo comienza con “Sara quiere a Sara”, una de las canciones que compuso entre Madrid y Becerril de la Sierra, el pueblo serrano que le acogió durante sus huídas de fin de semana de la capital, donde residió unos años antes de regresar a su Mallorca natal.
El concierto pasa el ecuador con una invitación: Rafa, generoso, llama al escenario a Chema Lara, y juntos practican una simbiosis en la que intercambian talentos, canciones… empastan sus voces. Así Rafa canta los temas de Chema Lara con los que se siente más cómodo, “Si te vas” y “Elisabeth”, y Chema hace lo mismo con “Por la avenida” y “Formentera”. Después sube Esther González, que junto al protagonista de la noche, nos pone los pelos de punta con su negra voz interpretando “Reinventando mi alma”, el corte cuatro del nuevo álbum de Ferrà.
En las butacas respiramos un baile de ilusiones, de admiración, la que se profesan Rafa-Chema-Miquel-Esther (y aquí se permite cambiar el orden de los factores también, porque no alteran el producto).
El concierto se hace corto, parece terminar con otro de sus grandes temas del segundo disco: “Caigo sin tí”. Sin embargo el público quiere más, y con cierta complicidad con algunos asistentes, Rafa concluye con una canción íntima, ¿su autor? un cantautor de Becerril del que no dice el nombre, pero que el público parece saber, entender, cantar… se emocionan, se miran.
Las luces se encienden y Rafa desaparece.

Dejo el teatro y me adentro en una lluviosa noche de sábado con la sensación de haber visto un gran concierto.

Fdo: Beatriz Pérez Otín

Rafa Ferrà en Becerril de la Sierra

Rafa Ferrà actuará el sábado 19 de abril, a las 20:00h. en el Teatro del Centro Cultural de Becerril de la Sierra, Madrid. Será el concierto de cierre del V ciclo “Canciones al filo” 2008.

“Canción del pueblo” en Canciones al filo

NUESTRO RECONOCIMIENTO

“Canción del Pueblo” (Elisa Serna, Julia León, Adolfo Celdrán e Hilario Camacho) fueron los verdaderos pioneros de la canción de autor madrileña de los años sesenta y primeros de los setenta.

Si fue duro para todos los cantautores oficiar en la España de aquellos años, para estos tres artistas fue doblemente desafortunado, precisamente, por haber ejercido en Madrid. De haberlo hecho en la selva de Irati, el Ampurda o las rías Baixas… se les hubiera considerado movimiento musical de culto, reivindicable y reivindicado; subvencionable y subvencionado por las instituciones autonómicas correspondientes.

Pero les tocó oficiar en el entorno universitario madrileño y, en consecuencia, nadie quiere acordarse ya de los cantautores de aquella capital centralista de hormigón. No parece políticamente rentable, hoy día, reconocer lo que estos artistas defendieron, más cerquita que nadie de la boca del lobo, cuando y donde cantar “protesta” podía significar un paseo indefinido por los calabozos de la antigua DGS, que distaba sólo a diez minutos en “lechera” de Moncloa.

Se tuvieron que apañar con el olvido; sin una triste identidad histórica o territorial a la que agarrarse, ni promociones culturales de las que beneficiarse –profusamente otorgadas en otras comunidades para amortizar el tirón popular de sus artistas autóctonos- , ni perrito que les lamiera. Nada que les compense la ingratitud con que se les trató durante la sacrosanta transición; sobre todo en determinada ciudad: Pongamos que hablo de Madrid.

Por eso fue tan emocionante el concierto de Collado Villalba, el pasado 26 de enero, porque fue un minúsculo acto de reconocimiento. Porque vimos en vivo y en directo a Julia León: Canción popular, técnica y embrujo. A Elisa Serna: Comunicación, sensibilidad, memoria… Y a Adolfo Celdrán: Rigor, voz, literatura… Sólo echamos de menos al genial Hilario Camacho que estará en los cielos… Allí, espero, que un poco más reivindicado.

Fdo: Javier Batanero