Luis Ramiro en Canciones al filo

Ayer sábado pudimos asistir al concierto de Luis Ramiro en Canciones al Filo. Fue en un lugar muy especial, como es el Centro Cultural “La Torre” de Guadarrama, antiguamente una iglesia, que ahora –evidentemente- no está consagrada. Así pues, con su inseparable guitarra acústica (una Lakewood de sonido excelente) y un presbiterio de fondo, Luis empezó a cantar sus canciones.

Luis Ramiro

Lo primero que hay que decir es que Luis ha evolucionado muy positivamente como artista desde las primeras veces en que pude escucharle en directo; ha llegado a un punto en que parece que la relación que mantiene con el público es perfecta. Parece que entre él y el público ya está todo dicho, ya está todo explicado y sobreentendido, y por eso mismo no se ve en la necesidad de contar historias acerca de sus canciones o de justificarse o explicarse a sí mismo sobre el escenario: para eso ya están sus canciones, sus músicas y sus letras, su arte.

Luis se permite el lujo de hacer conciertos a la carta, dejando que el público elija en gran medida el repertorio que quiere escuchar. Esto es así, porque el cantautor es uno de esos artistas afortunados que maneja un amplio fondo de canciones propias de las que puede echar mano cuando actúa.

Cantó muchas canciones dedicadas al amor, a sus encuentros y desencuentros, a su independencia personal y a sus recelos frente al matrimonio, etcétera, incluso en una divertida canción llena de palabras esdrújulas. Hubo también sitio para cantar “K. O. Boy” la canción más representativa de su disco, y la que le da nombre: “Castigado en el cielo” con ese ritmo sincopado, intoxicado de reggae acústico, y de poesía hecha canción. También para interpretar uno de sus “Miguelitos”, personaje al que Luis ya ha dedicado cuatro canciones si no me equivoco, y concretamente el que más me gusta de ellos.

Luis Ramiro

No me gustaría terminar sin señalar que Luis, sin ser un gran guitarrista, ha llegado a controlar con habilidad los recursos de la guitarra –arpegios, acordes, rasgueos- y adaptarlos a su repertorio de una manera sobresaliente, dando vida en escena a los temas con unos arreglos sencillos pero muy efectivos. También Luis resulta muy convincente en las interpretaciones vocales, controlando el volumen y la intensidad de su voz, casi susurrando cuando quiere ser íntimo o tierno; gritando con seguridad cuando su voz quiere ser un clamor. Por cierto, y dicho sea a favor de la Casa de Cultura de Guadarrama y de su técnico, que el sonido fue estupendo durante todo el concierto.

En definitiva, ayer tuvimos la suerte de presenciar un concierto muy especial en un escenario también muy especial ¿álguien da más?.

Fdo.: Carlos de Abuín

Anuncios

2 comentarios

  1. Luis es de lo mejorcito que ha salido en los ultimos años, sus letras, sus composiciones son totalmente impresionantes.
    Ojala siga mucho tiempo componiendo asi.

    En mi blog he puesto una entrada con una de sus canciones que me enamoro, si quereis estais invitados a pasaros por ahi y dejarme algun comentario.

    Muchas gracias Luis por tus canciones.

    Mi blog: http://www.cajondevida.blogspot.com

    Si alguien quiere añadirme como amigo en su blog estare totalmente encantado

  2. Muchas gracias por pasarte por aquí y comentar, Loren. Un lujo tener a Luis Ramiro en el ciclo.
    Felicidades por tu blog y adelante

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: