Entrevista a Hilario Camacho

Enero de 2004. Se estrena “Canciones al Filo” como una propuesta musical humilde que pretende darle a la música de autor el hueco que se merece, sin aditivos, sin conservantes… tal y como es, honesta… directa. Y detrás de ella, un padrino de excepción, un obrero del pentagrama, un currante de la canción: Hilario Camacho. El autor de “Tristeza de amor”, “Cuerpo de ola” o “Negra noche” llegaba a la Cadena 100 Sierra arropado por el inspirador del Ciclo de Autor, Carlos de Abuín, y uno de los primeros ejecutores del mismo, Agustín Alegre.

15 minutos de fluida conversación, donde la vida y la música se entrelazan y juegan a tres voces de manera fácil, cómoda, como deben ser los buenos encuentros entre amigos, los que en definitiva van a convertirse en inmortales. Y es que pocos años después Hilario se marchaba, el silencio, dejándonos una infinita colección de canciones, vivencias… y esta entrevista como una de sus últimas manifestaciones públicas en la que arroja su más sincera opinión sobre lo que era su carrera, su profesión y en definitiva: su vida.

De ese encuentro sólo hay dos fotos y esta entrevista, un combinado perfecto que lo convierte en inolvidable, al menos, para mi.

Fdo: Beatriz Pérez Otín

Anuncios

Gracias Hilario, gracias Villalba

En 2003 servidor de ustedes se mudó desde el madrileño y medio asilvestrado (y lo digo por su proximidad a la Casa de Campo y no por otra cosa) barrio de Campamento, hasta el municipio de la sierra de Madrid de Collado Villalba. Por aquel entonces yo estaba dando actuaciones como cantautor en diversos locales de la capital, así es que cuando aterricé en la sierra pensé en buscar lugares donde poder dar conciertos.

Un día, no recuerdo dónde, leí que iba a actuar en la Casa de Cultura de Villalba un rapero o hiphopero (perdón si no distingo bien las diferencias que puedan existir entre uno u otro) que se hacía llamar, si no me equivoco, El jodido pelirrojo y me dije a mí mismo: si alguien con ese apodo toca en la Casa de Cultura, no creo que pongan problema alguno para que toque yo, que tengo un nombre artístico mucho más normalito (aunque en realidad, dicho sea en mi contra, la deducción no es en rigor correcta, porque una cosa es el continente y otra el contenido, que es lo que importa). Total que me fui para allí, hablé con quien tenía que hablar y no solamente me propuse como posible artista para un concierto, sino que además conversamos sobre la posibilidad de hacer un ciclo de cantautores en Villalba. Pues dicho y hecho.

Por supuesto, y perdón por el inciso, vaya por delante mi agradecimiento a todas las personas de la Casa de Cultura que siempre me apoyaron, ayudaron y dieron toda clase de facilidades desde el primer momento, en 2003.

Recuerdo que, una vez confeccionado aquel primer cartel, se pensó en hacer una presentación formal para que todos los vecinos de la sierra supieran de aquel recién nacido ciclo de cantautores, que, en tal entonces, comenzaba a berrear a golpe de biberón y pañales de la talla más pequeña. Me sugirieron la posibilidad de contactar con algún cantautor más curtido, de extensa y reconocida trayectoria, para invitarle a apadrinar el ciclo. La idea tenía mucho sentido porque la mayoría de los que actuamos en este primer año éramos, o poco conocidos, o muy jóvenes (bueno eso yo no):

Indagué entre los amigos y compañeros de tablas y bambalinas a ver quién podía ponerme en contacto con algún cantautor que reuniese las características antes mencionadas. Tiempo antes, yo había sido generosamente invitado por Marwan a cantar una canción en un concierto suyo en la sala El Búho Real de Madrid. En esos momentos yo andaba totalmente maravillado con “El agua en tus cabellos” una canción que Hilario Camacho había compuesto hacía muchos años sobre un texto de Antonio Machado. Como me la sabía bien y me encantaba tocarla pues lo hice. Entre el público asistente se encontraba Luis Ramiro, ya por entonces muy amigo de Marwan, y al terminar de cantar me dijo que le había gustado mucho mi interpretación y que él conocía a Hilario y que si quería que me lo presentaba, y que además iba a decirle que yo cantaba una canción suya; si mal no recuerdo, le dije que gracias, pero que no era necesario. Es que cuando me sale la vena tímida…

Agust�n Alegre, Carlos de Abuin e Hilario Camacho

Cuando al colaborar en organizar el ciclo de cantautores me pidieron que buscara un padrino me acordé de la conversación con Luis y le llamé solicitándole –ahora sí- el correo electrónico de Hilario. Luis amablemente me lo dió y me puse ipso facto manos a la obra para enviarle un mensaje. En el texto incluí mi teléfono y al día siguiente recibí una llamada de Hilario. Se ofrecía encantado a venir a Villalba; la única pega, era que me confesaba que no sabía muy bien cuales eran sus tareas como padrino, porque nunca había hecho de padrino de un ciclo de cantautores.

El día de la rueda de prensa llegó y allí estuvo Hilario apoyándonos a todos –tanto a los cantautores como al propio ciclo- con cariño y con el deseo de que la criatura que acababa de ver la luz tuviese una larga vida por delante.

En fin, me gustaría terminar este escrito como empezó, agradeciendo la buena voluntad de todos aquellos, que como Hilario Camacho, impulsaron y todavía impulsan, desde Villalba y desde otros municipios como Alpedrete, Collado Mediano, Guadarrama, Navacerrada, Valdemorillo, Colmenarejo, Moralzarzal, Becerril de la Sierra, este proyecto año tras año.

Gracias a todos.

Fdo: Carlos de Abuín

Unas palabras de bienvenida

” Una propuesta de sinceridad e intimidad;
de música directa y emotiva,
una invitación a la palabra más personal y sagaz.
Ni poetas, ni músicos: cantautores”.

Con estas palabras invitábamos a asistir al público en el año 2004 al ciclo de canción de autor en la sierra de Madrid, Canciones al filo. Entonces todavía no se llamaba así y se desarrollaba únicamente en el municipio serrano de Collado Villalba. Este año 2008 haremos la quinta edición, que, como años anteriores, se ha ampliado a otros municipios de la sierra del Guadarrama. Que una propuesta de este tipo se mantenga durante cinco ediciones no deja de ser un éxito del que todos debemos congratularnos: todos aquellos que amamos la música en vivo y especialmente la de autor, cuya relación artista-público suele ser de las más cercanas y entregadas de las que podemos disfrutar en nuestras casas de cultura.

Creemos que el mensaje original todavía tiene vigencia y confiamos en que se entienda de nuevo como una invitación y una cordial bienvenida a todos aquellos aficionados a la buena música en directo y las letras más personales e idiosincráticas.

En este rincón intentaremos informar de los conciertos de esta nueva edición e incluso daremos información de lo sucedido en ediciones anteriores, todas ellas llenas de mucha emoción, muchos sentimientos y muchas anécdotas, y por supuesto, mucha y muy buena gente, tanto dentro como fuera del escenario.

Os esperamos.